profile_flag

Gasto y Deuda Federal

El día que asumió el presidente Obama, la deuda nacional era de 10,6 billones de dólares. En siete cortos años, casi ha duplicado esa suma. Ahora tenemos una deuda que supera los 19 BILLONES de dólares. Para entenderlo en términos cotidianos, es como si alguien ganara $37.000 dólares al año y tuviera más de $190.000 de deuda en la tarjeta de crédito.

Gastos en estímulos, auxilio financiero para Wall Street, educación local, AMTRAK, desarrollo de la energía alternativa, programas de transporte… la lista de los programas de gastos federales que pueden recortarse podría extenderse ilimitadamente. La incapacidad del gobierno federal para equilibrar el presupuesto es irresponsable y devasta nuestro crecimiento económico. Peor aún, estamos imprudentemente esclavizando a nuestros hijos y nietos con una deuda no sustentable.

Nuestro gasto fuera de control es uno de los asuntos principales que dio vueltas en mi mente cuando decidí postularme como Congresista. Me enorgullece decir que en los últimos tres años en el Congreso he apoyado medidas para reducir nuestro déficit más de un 50%. Aún nos queda un largo camino para recorrer antes de que podamos cantar victoria, pero seguiré trabajando para recuperar la cordura fiscal y el presupuesto equilibrado.