Stethoscope on American Flag

Cuidado de la Salud

Obamacare es uno de los instrumentos legislativos más destructivos que jamás se haya escrito. Su premisa entera está construida en base a una cadena de engaños. Nos prometieron que podíamos mantener a nuestros médicos. No es cierto. Nos dijeron que se reduciría el costo del seguro de salud. No es cierto. Nos dijeron que se reduciría el déficit federal. No es cierto.
Hablé con cientos de familias trabajadoras que me han contado cómo los ha perjudicado Obamacare. Podemos hacerlo mejor.

Desde que asumí mi puesto en 2013, he votado decenas de veces para derogar Obamacare en su totalidad. Cuando los Demócratas en el senado se interpusieron en el camino, trabajé con mis colegas conservadores para socavar la ley a través de otras formas de legislación. Por primera vez desde que se promulgó la ley, el Congreso envió una derogación completa de Obamacare al despacho del Presidente. Aunque finalmente la haya vetado, me enorgullece haber representado a mis constituyentes y a todos aquellos que sufrieron el daño de esta ley tan destructiva. Seguiré peleando para una derogación completa de Obamacare.

El plan de cuidado de la salud republicano aumentará el acceso mediante reformas en el mercado, permitirá que se compren los seguros a través de las fronteras estatales, introducirá reformas en las responsabilidades civiles y brindará subsidios en bloque a los estados para apoyar a aquellos con condiciones preexistentes. Estas son opciones mucho mejores que Obamacare, y seguiré peleando por ellas.